Las personas por encima de los beneficios económicos

OneSqin empezó con una pregunta:

A millones de niñas de todo el mundo se les ha denegado el derecho a la educación y a una vida digna. ¿Qué podemos hacer nosotros para cambiar esto?

Como consumidores, tenemos una gran fuerza colectiva. En lo que respecta a los productos que usamos a diario, las elecciones personales a las que no damos demasiada importancia pueden tener un impacto enorme en nuestro mundo, para bien o para mal.

Queríamos que escoger el cambio fuese algo fácil. Nuestros productos están desarrollados para superar en calidad a las marcas líderes gracias a la sensación de bienestar que proporcionan nuestros ingredientes puros, naturales y sin químicos nocivos. Pero, en vez de ir a los accionistas, el 100% de nuestros beneficios se destina a ayudar a niñas en riesgo de pobreza a lograr la escolarización que necesitan. Los consumidores concienciados pueden tener un impacto social importante simplemente comprando aquellos productos que ya están usando a diario.

OneSqin no es una ONG. Es una empresa con vocación social fundada con el deseo de solucionar problemas y con la esperanza de que, con el paso del tiempo, cada vez más negocios de todo el mundo acepten la responsabilidad social que tienen con el planeta en el que se desarrollan.

El #OneSqinEffect

Ayuda a niñas en riesgo de pobreza cada vez que compres OneSqin.

Un mundo que gira alrededor del dinero deja excluidos a los que menos tienen. Qué ocurriría si las empresas se decidiesen a resolver problemas sociales y empleasen su poder para crear un mundo más justo?

OneSqin elabora tampones de algodón ecológico y productos cosméticos naturales. (Siendo generosos, diremos que son igual de buenos que los que usas ahora mismo). El 100% de los beneficios se dona a proyectos sociales para la escolarización de niñas en riesgo de pobreza. Para que, simplemente usando productos básicos, puedas ayudar a niñas de todo el mundo a escapar de la pobreza.

Un gran cambio puede ser el resultado de las acciones diarias de la gente corriente. Grita al mundo: Ayúdanos a crear el #OneSqinEffect

Visto en Prensa